Publicado en noviembre 10, 2008

Qué significa nacionalizar un Banco

Últimamente se ha hablado mucho de las nacionalizaciones de los bancos, sin embargo pocas personas saben qué pasaría si esto sucediera. Sin lugar a dudas, los clientes saldrían afectados sin embargo quien más riesgos corre son los accionistas ya que una nacionalización puede significar la supresión del pago de dividendos.

Con la actual crisis económica es común escuchar este término, sobretodo en países como Estados Unidos que ya ha nacionalizado 15 bancos. En Europa las entidades han recibido muchas inyecciones de liquidez por parte de los gobiernos, hasta los bancos más estables han tenido que aceptar esta ayuda para minimizar el riesgo de pérdida, un ejemplo es ING Direct que recibió una ayuda por parte del Gobierno Holandés de 10.000 millones de euros, no obstante esto no es una nacionalización.

Como mencionamos anteriormente son los accionistas los que se verían más afectados, mientras que para los ahorradores el impacto sería casi inapreciable. En cualquier caso es importante mencionar que las nacionalizaciones son positivas porque se realizan para rescatar a un banco de la quiebra, lo que podría ser algo realmente perjudicial para los clientes habituales de un banco.

Básicamente una nacionalización bancaria busca conseguir que el funcionamiento del banco se normalice, es decir que la concesión de créditos y la financiación vuelva a ser posible. Además se realizan también por la situación económica que atraviesa el país, cuando hay crisis económica las nacionalizaciones sirven para evitar que se la recesión que se avecina sea duradera y profunda. Como bien sabemos las consecuencias de una larga recesión son el incremento de las tasas de desempleo y la desaceleración de la economía, entre otras.

En otro sentido, las nacionalizaciones también son positivas porque ayudan a devolver la confianza perdida, es decir que hace que sus clientes vuelvan a depositar sus ahorros y a invertir en ellos porque saben que tienen el respaldo del Estado.

Dentro de los aspectos negativos de una nacionalización encontramos que quienes operan en el mercado bursátil ven las inyecciones de capital y las nacionalizaciones como un signo de alerta y lejos de motivar inversiones, las aleja. Es el caso de HBOS, Lloys y Royal Bank of Scotland que cuando anunciaron que recibirían dinero público su valor en Bolsa cayó alrededor de un 5%. Como vimos anteriormente, esta es una lectura errónea sin embargo bastante común.

En los casos en los que la nacionalización se utiliza para rescatar a un banco de la quiebra, los accionistas dejan de recibir dividendos porque se entiende que no hay dinero para pagarlos si el banco está en proceso de recuperación; no obstante, cuando se realizan inyecciones de capital público para reforzar la solvencia de una entidad esto no sucede.

Un claro ejemplo de las consecuencias negativas de una nacionalización es lo que sucedió con el Royal Bank of Scotland, el Lloyds y HBOS, que anunciaron públicamente que no otorgarán dividendos a sus accionistas hasta dentro de cinco años porque el dinero que el gobierno Británico les cedió fue utilizado para recapitalizar estas tres entidades.

Como podemos ver, las nacionalizaciones no son siempre negativas. El caso de ING Direct en España es un excelente ejemplo, desde que recibió la inyección de capital del gobierno holandés sus clientes tienen mayor seguridad y la entidad se encuentra ahora reforzada en periodos de turbulencia económica. En este caso el objetivo era reforzar la solvencia de la entidad y prepararla para los tiempos que se avecinan.



Tags:

Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery