Publicado en Septiembre 9, 2008

Qué son los avales

Un avalista es aquella persona dispuesta a responder por el cliente, en caso de impago, suelen ser personas de confianza, sin embargo son difíciles de conseguir por el riesgo que conlleva tanta responsabilidad.

Un avalista es una persona que se compromete a garantizar la fiabilidad de otro, y a responder por este, si se diera el caso de impago. Usualmente son requeridos por instituciones bancarias y de crédito para minimizar el riesgo que implica conceder un crédito a una persona que no puede comprobar altos ingresos, no posee propiedades.

Son pues, un contrato que se firma ante un notario, usualmente la entidad crediticia dispone de un notario asignado al propio banco. Otra posibilidad es que se realice directamente desde el despacho del notario.

Un aval puede ser de dos tipos distintos:

Aval bancario: es cuando una entidad bancaria, que suscribe el aval, se compromete a responder por el cliente. Este tipo de aval se contrata directamente con la entidad bancaria, son los más caros, aunque depende del tiempo de duración y del importe que se avala. Se tienen que cubrir comisiones de contratación y demostrar que se posee solvencia y se es fiable. Son más comúnmente utilizados por empresas.

Aval personal: es cuando una persona de confianza decide ejercer como avalista de otra, se compromete a responder por los impagos de la deuda cuando el otro incumpla. Obviamente no tiene ningún costo y son los más sencillos de realizar. Se suelen utilizar para créditos hipotecarios y personales.

Otras modalidades a la del aval y que cumplen con una función similar son las de las garantías reales, que es cuando se ofrece en garantía un bien inmueble, propiedad de quien quiere acceder al crédito, se deja como ‘prenda’ y no se recupera hasta que el deudor amortiza el total del préstamo.

La nómina del cliente también puede ser aceptada como un aval, aunque no es muy común; es la manera más sencilla, significa que ante el impago, el acreedor puede saldar el adeudo extrayéndolo directamente de la nómina del cliente moroso.

Un aval es requerido en la mayoría de los créditos hipotecarios, sin embargo muchas entidades bancarias han optado por suplir la presencia de los avalistas por la compra de un seguro de protección del pago.




OFERTAS DE HIPOTECAS PRESTAMOS Y SEGUROS

Prestamo Freedom

Prestamo Freedom
Necesitas dinero? Rápido y Fácil!

Linea Directa

Linea Directa
50€ gratis si contratas tu seguro por internet.

ING Direct

ING Direct
Solicita ahora tu Hipoteca Naranja con ING.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery