Publicado en septiembre 9, 2008

Negociar las condiciones de la Hipoteca

Casi todas las entidades bancarias y financieras están dispuestas a negociar sobre las condiciones y tipo de interés de los préstamos hipotecarios, sin embargo pocos clientes conocen la mejor manera de hacerlo, lo cual es comprensible pues una hipoteca es un préstamo que se contrae una o dos veces en la vida.

Quizás una de las negociaciones más importantes es el tipo de interés, sin embargo es fundamental tener en cuenta las condiciones, pues sin un buen plazo y unas buenas condiciones, poco se puede ahorrar.

Lo primero es evaluar nuestras propias posibilidades de éxito, tanto en la concesión del préstamo en la entidad que queremos, como en las condiciones de este. Si lo que buscamos es una financiación alta de entre el 80% lo mejor es contar con dos nóminas y avales, de esta manera estamos demostrando que somos clientes fiables y no será difícil la concesión del préstamo. A partir de entonces, podremos negociar con bases pues cuantas más garantías ofrezcamos más fiables somos.

El siguiente gran paso es hacer cálculos de todo lo que el banco nos propone, teniendo como objetivo el precio final de la hipoteca y no sus condiciones por separado. Un punto importante son las comisiones y los gastos o inversiones obligatorias, muchas entidades bancarias ofrecen atractivos tipos de interés pero únicamente a cambio de que el titular del préstamo contrate ciertos servicios o incluso que gaste determinadas cantidades con la tarjeta de crédito que el banco le ha obligado a contratar.

Tener un tipo de interés bajo no sirve de nada si tenemos que contratar seguros de vida, del hogar o productos financieros que encarecen el costo final del préstamo; el cálculo exhaustivo de estos “pequeños” detalles es necesario pues un seguro del hogar puede llegar a costar más 400€ anuales.

Sin duda alguna la mejor alternativa es buscar simultáneamente varias ofertas hipotecarias y no dejar de lado los bancos online, que suelen ser los que menos comisiones cobran. Dedicar algunas horas a la semana a hacer cálculos matemáticos y comparar varias ofertas es un trabajo tedioso pero que al final nos reportará importantes ahorros.

Finalmente, recordar que todo es negociable. Mientras estemos en pláticas con un asesor bancario es fundamental vender nuestras bondades, las excelentes expectativas de futuro que se poseen en el actual empleo y sobretodo las buenas ofertas hipotecarias que la competencia nos ofrece continuamente.



Tags:

Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery