Publicado en septiembre 9, 2008

Los mileuristas frente a los préstamos hipotecarios

Acceder a un préstamo hipotecario es bastante difícil en estos días, según las estadísticas se rechazan seis de cada diez solicitudes, por lo tanto para cualquier trabajador es una tarea casi imposible, ni mencionar lo que sería para un mileurista. Para quien no percibe más de 1000 euros mensuales la situación está mucho peor, las opciones de acceder a una vivienda son mucho más reducidas: se puede optar por acceder a una vivienda de protección oficial o bien, comprar en una zona en la que los precios se han rebajado como en las zonas rurales o costas.

Además de la poca capacidad de endeudamiento, la continua subida de precios en el sector inmobiliario y el incremento en los tipos de interés hacen que muchas personas interesadas en comprar una vivienda desistan fácilmente. En general, todos los españoles han dejado de consumir y aunque al parecer el boom inmobiliario está viendo sus últimos días, el endurecimiento de las condiciones para acceder a un préstamo y la mala situación del Euribor complican la situación mucho más.

El acceso a la vivienda se convierte en una situación casi trágica cuando nos damos cuenta de que la imagen que se tiene de los mileuristas: personas jóvenes, recién graduadas y que no llevan mucho tiempo trabajando, es errónea. Este colectivo es mucho más heterogéneo y abarca a un sector de la población mucho más amplio como personal de la Administración, empleados de la banca, obreros, profesores universitarios y muchos más.

La edad de una persona con salario inferior a mil euros oscila entre los 16 y 65 años y estos además sueles estar a cargo de una familia, ser viudos o divorciados. No siempre se trata de una persona soltera que utiliza su salario en mantener únicamente sus gastos, como podemos ver la situación ha cambiado mucho en los últimos años. Un empleado con una formación académica elevada no necesariamente tiene un trabajo bien remunerado, de hecho un título no da derecho a cobrar más de mil euros mensuales, de hecho muchos de los mileuristas ni siquiera llegan a percibir esa cifra.

Según la Agencia Tributaria un 58% de los asalariados españoles percibe menos de 1.100€ mensuales, lo que supone casi 11 millones de trabajadores. Una cifra bastante dramática si tenemos en cuenta que para un préstamo hipotecario de 160.000€ a 40 años, plazo bastante más largo de lo usual, con un interés al 5,3% TAE se pagarían cuotas mensuales de 800€, una suma que un mileurista no se podría permitir.

El panorama parece bastante desolador sin embargo existe una posibilidad real de acceder a una vivienda con un sueldo de esta cuantía, se trata de las viviendas de protección oficial, aunque para acceder a ellas es necesario cumplir ciertos requisitos y tener suerte en el sorteo de viviendas.

Las VPO pueden llegar a costar la mitad que el resto de las viviendas en venta en el mercado español; según el Ministerio de Vivienda el promedio del metro cuadrado ronda los 1.100 euros, aunque el precio se reduce considerablemente en ciertas Comunidades Autónomas. Extremadura es la región más barata de España con 856,9€ el metro cuadrado, donde las cuotas mensuales rondan los 375€.

Otra de las alternativas es acceder a una vivienda mediante un convenio del Ayuntamiento o Comunidad Autónoma a la que pertenezca el interesado, con alguna entidad financiera, en estos casos las financieras mejoran las condiciones de las hipotecas para construir una casa o comprar una nueva.

A pesar de los muchos convenios entre la administración y algunas cajas y bancos, muchos afirman que esta tampoco es una solución viable pues son opciones que generalmente están abiertas únicamente para los menores de 35 años, lo que deja fuera de la posibilidad a muchos mileuristas.

Uno de los convenios más conocidos es el que firmó la Comunidad de Madrid con Caja Madrid para la adquisición de una vivienda libre, dirigida a los menores de 35 años. Este préstamo no cobra ningún tipo de comisión y cuenta con los intereses iniciales más bajos; ofrece una financiación del 100% del valor de la vivienda, siempre y cuando el interesado cuente con un aval.

También es posible encontrar viviendas a buenos precios en las zonas rurales y costeras de España, en muchos casos es posible comprar una vivienda en una zona rural y trabajar a la ciudad a diario, aunque por supuesto esto lleva consigo gastos adicionales diarios y fijos.

Estas viviendas están a mejor precio que las otras pues con la llegada de la crisis de liquidez, los propietarios de una segunda vivienda en la playa o en las zonas rurales, han decidido poner a la venta estos antiguos artículos de lujo. Actualmente es común encontrar el cartel de “se vende” por menos de 60.000€, lo que hace mucho más fácil conseguir financiamiento para una cifra tan baja.

Buscar la mejor alternativa para acceder a una vivienda es lo que queda por hacer, aplicar para todas las que se puedan es una buena idea, o bien inscribirse en el concurso de las VPO y esperar mientras se vive en régimen de alquiler es otra opción.



Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery