Publicado en Septiembre 9, 2008

Exclusión de la Prórroga del Contrato de Alquiler

Una de las cláusulas más problemáticas que puede incluir un contrato, sepa cómo actuar si el propietario incluye esta dentro de su contrato y cuáles son los derechos de los inquilinos.

Una de las cláusulas más problemáticas de los contratos de alquiler, es aquella que indica de forma expresa que el arrendador indica que antes de que transcurran los primeros cinco años va a necesitar la vivienda para convertirla en su hogar; es causa de conflicto pues es una de las formas que los arrendadores tienen para burlar la ley y continuar arrendando el piso.

Para que esta cláusula tenga validez es necesario que el contrato tenga ciertas especificaciones, según la Ley de Arrendamientos Urbanos. Primeramente es necesario que además de la mención expresa en el contrato de la futura necesidad del arrendador, se explique cuál es la razón por la que necesita habitar el piso pues de lo contrario un juez puede rechazarla por considerarla abusiva.

Esta excepción en la duración del contrato es válida únicamente si el próximo ocupante del piso es el mismo propietario o arrendador; en ningún caso se acepta que los siguientes ocupantes no sean los mismos dueños, aunque tengan un parentesco cercano con el arrendador.

Otra de las exigencias es que el arrendador debe convertir la vivienda en su domicilio habitual, es decir que en menos de tres meses debe mudarse al piso que sus inquilinos acaban de dejar.

Haber especificado en el contrato acerca de esta excepción no excluye al arrendador de la responsabilidad de comunicar al inquilino con suficiente tiempo de antelación que el contrato no puede prorrogarse. Si el arrendador no comunicase al inquilino, entonces el contrato se renueva automáticamente.

Una vez realizada la comunicación de desalojo, el inquilino tiene la obligación de dejar el piso que alquila, de lo contrario el propietario tiene el derecho de demandarlo por desahucio.

Si una vez desalojado el piso, el inquilino se da cuenta de que el arrendador no ha ocupado el piso para sí mismo, puede recuperar la vivienda o exigir una indemnización por los daños y perjuicios causados durante la mudanza.

Para recuperar la vivienda, el arrendatario debe comunicarle por escrito el deseo de recuperar la vivienda y volver a vivir en ella, además de aceptar el arrendador deberá indemnizar al inquilino.

La indemnización debe incluir además de los gastos derivados de la mudanza, los gastos realizados a consecuencia de la ocupación de una nueva vivienda y los que se realicen por volver a residir en la antigua vivienda. Cabe mencionar que cada uno de estos gastos deben estar acreditados por medio de facturas, recibos y contratos. Los perjuicios ocasionados por haber dejado el piso se calculan según la ley, consiste en una cantidad igual al importe de la renta por los años que quedaren hasta cumplir cinco años.



Tags:

Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery