Publicado en Enero 26, 2009

Demandas por impago

Muchas veces nos preguntamos qué pasaría en caso de no poder pagar una deuda, las consecuencias son muy distintas dependiendo del caso pero casi siempre suelen tener las mismas características: desde embargo de nóminas hasta la ejecución de propiedades.

Con el incremento de la morosidad en España, de hasta un 48% de los efectos impagados respecto del año pasado según un informe del Instituto Nacional de Estadística, se hace más evidente la necesidad de hablar de cómo apalear las consecuencias del impago.

Es importante puntualizar que las medidas que un tribunal puede dictaminar no aplican únicamente para quien cuenta con una hipoteca, un crédito personal o préstamos empresariales, también atañe a deudas por impuestos municipales o por falta de pago de la luz, el teléfono o cualquier operación comercial asentada en los registros bancarios.

Aunque las consecuencias de un impago nunca llevarán al endeudado a la cárcel, sí pueden acarrearle graves problemas. Quien no pueda pagar, tendrá que forzosamente responder con sus bienes, tales como su nómina, su vivienda o su desahucio en caso de que viva en régimen de alquiler o la ejecución de propiedades como el coche.

Para el caso de las empresas endeudadas, sí que se contemplan las acciones deliberadas que las personas cometan para librarse de pagar la deuda; las que finalmente pueden llevarle a la cárcel. Uno de los delitos más comunes es el de la quiebra fraudulenta, que conlleva a las alteraciones de los datos contables y a la estafa.

Recordemos que tanto particulares como empresas, antes de ser demandados por impago, pueden declararse en quiebra y con esto se afronta de manera legal la insolvencia. A la ley que acoge esta práctica se le llama Ley Concursal, que paraliza las demandas interpuestas por impago y la ejecución de los bienes e interrumpe la acumulación de intereses del capital prestado.

En algunos casos, esta ley posibilita la reducción de la deuda hasta en un 50% y un plazo de amortización de hasta cinco años. Cada caso es especial y distinto, por lo tanto es importante consultar con un especialista o un abogado antes de tomar cualquier decisión.



Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery