Publicado en Septiembre 21, 2008

Consecuencias jurídicas de comprar una casa sin registrar

Son muchas las viviendas que se encuentran a la venta y que no están convenientemente registradas, las razones son muchas: desconocimiento, olvido, por ahorro o incluso picaresca. Si la casa que planeas comprar se encuentra en esta situación es necesario pensárselo dos veces antes de dar el gran paso pues a pesar de que se venden por un precio considerablemente inferior, regularizar la situación de la vivienda puede costar más que ese “ahorro”.

Esta situación se repite con mayor frecuencia en las zonas rurales donde por desconocimiento de lo que es el Registro de la Propiedad se tiende a pensar que con el catastro municipal basta. En las ciudades esto ocurre más bien porque lo propietarios quieren ahorrarse los gastos notariales y de registro, y planean especular y vender más fácilmente la vivienda.

Aunque no es un trámite obligatorio es altamente recomendable ya que ofrece al propietario muchísima seguridad jurídica ya que es el único título de propiedad válido frente a terceros. Es por esta razón que es tan necesario tenerlo siempre a la mano, y sobretodo con él se tiene la seguridad de comprar una vivienda que no nos ocasionará problemas con la justicia a futuro.

Este título de propiedad es el documento que relaciona al inmueble con su dueño y que acredita su potestad sobre él, además de que sirve para describir las características del mismo y las cargas que soporta.

Debido a sus características es muy fácil que una vivienda que no esta registrada se preste a estafa, tener plena seguridad de la autenticidad y legalidad de los documentos del inmueble que queremos comprar es tan importante. Un simple documento de propiedad como un contrato privado que no lleve la firma de un notario, jamás podrá darse como válido y auténtico es mejor ser precavido y comprar con la seguridad de adquirir un bien regularizado por la ley.

Comprar un inmueble que no esta registrado es posible siempre y cuando la propiedad de este se encuentre plenamente comprobada. Acordar el precio de compra, y el del trámite ante el Registro de Propiedad antes de desembolsar el coste de tasación es muy importante, pues el futuro propietario tendrá que costear ambos trámites.

Básicamente todos los trámites se multiplican por dos, desde los honorarios del notario, que dará fe de dos contratos de compraventa (el anterior y el actual), los dos Impuestos de Transmisiones, y elevar el contrato de compraventa a escritura pública.

Para realizar este último trámite el propietario debe acudir al juzgado del lugar donde se encuentra la propiedad e iniciar el trámite de un expediente de dominio, que se trata de presentar ante el juez el título de dominio y la certificación del catastro municipal que indica que el inmueble recién adquirido no se encuentra registrado.

Para que el proceso sea exitoso el nuevo propietario tendrá que citar ante el juez al anticue dueño del inmueble, a los vecinos del piso o casa en cuestión. Una vez dada la aprobación por parte de un juez se puede proceder a dar de alta la vivienda en el Registro de Propiedad.

Es importante tener en cuenta que durante un plazo de dos años la vivienda en cuestión podrá ser reclamada por una tercera persona desde la formalización del registro. Durante este periodo de tiempo el expediente de la vivienda aparecerá como público en el tablón de anuncios del ayuntamiento en el que se encuentre la vivienda.

La tercera persona que desee reclamar el inmueble deberá hacerlo únicamente si posee algún título de propiedad como un contrato de compraventa o una herencia, y aportar testigos a su favor. Llegado este punto se inicia un proceso judicial para determinar quién es el verdadero dueño del inmueble.

Como podemos ver los inconvenientes que puede traer consigo una vivienda que no se encuentra registrada pueden ser muchísimos terminando; adicionalmente existe la alta probabilidad de que ningún banco otorgue el préstamo hipotecario necesario para la compra ya que en muchos casos prefieren no otorgarlos de no estar seguros de la titularidad del inmueble.

Las numerosas ventajas de inscribir una propiedad en el registro le dan al propietario el poder de utilizar esta vivienda como garantía para pedir un préstamo hipotecario, legalizar el contrato de compraventa, da plena titularidad sobre el inmueble, evita sucesivos problemas e incluye información detallada del inmueble. Un trámite costoso, pero por demás aconsejable.



Tags:

Lecturas Recomendadas

You must be logged in to post a comment.


FEATURES, VIEWS & REVIEWS

Donec cursus

Donec cursus
Lorem ipsum dolor sit amet ipsum.

Sit ante dos

Sit ante dos
Curabitur ante ipsum gravida sit.

Lorem ipsum

Lorem ipsum
Sed imperdiet ipsum vulputate.


RSS feed Subscribete a nuestro RSS       Delicious Tienes Delicious?       Digg Agreganos a Digg       Technorati Agreganos a tus Favoritos       Flickr Flickr gallery